Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Zona Simple: 69€

Zona Doble: 99€

Crioreducción

Descripción

Reduce el tejido graso mediante frío. Ideal para grasa localizada. La grasa localizada es la más difícil de eliminar. La crioreducción nos ayuda a eliminar este problema, utilizando frío para destruir las células grasas.

¿Qué es y para qué está indicado?

Es un tratamiento revolucionario no invasivo que combina la succión y la aplicación de frío para conseguir la cristalización y disolución gradual de las células de grasa.

Está indicado para eliminar grasa de una zona localizada. El enfriamiento controlado destruye el tejido adiposo sin dañar ningún otro tejido.

¿En qué consiste y qué se siente?

Consiste en enfriar de forma controlada y durante cierto periodo de tiempo una determinada zona de grasa localizada del cuerpo. El tratamiento es indoloro y dura entre 30 y 60 minutos , las sesiones serán cada dos meses. Se coloca el cabezal en la zona a tratar sobre una toallita anticongelante para hacer el tratamiento más seguro, realizándose una succión que pondrá en contacto la piel con las placas refrigeradoras, el paciente solo siente una ligera sensación de frío localizado, que en ningún caso es molesta.

Recomendaciones ANTES de empezar

Evitar el alcohol y beber al menos dos litros de agua al día,comenzar con una dieta equilibrada. No exponerse al sol 5 días antes y después.

Resultados

Es capaz de reducir entre un 15% y un 40% de la capa de grasa de la zona a tratar. La grasa destruida es eliminada progresivamente por el metabolismo a lo largo de los 90 días posteriores al tratamiento. Los resultados empiezan a ser visibles a partir de la segunda o tercera semana.

DESPUÉS del tratamiento

La zona a tratar sufre enrojecimiento o leves hematomas, que desaparecerán al cabo de las horas o en ocasiones algún día.

Contraindicaciones

  • Problemas de hígado, como insuficiencia renal o hepática
  • Enfermedad de Raynaud
  • Urticaria por frío intenso
  • Crioglobulinemia
  • Hipoproteinemia
  • Congelación grave
  • Diabetes severa
  • Intolerancia a la crioterapia
  • Estados febriles
  • Carcinoma o infección cutánea activa
  • Embarazo o lactancia
  • Pacientes con enfermedades cutáneas graves
  • Fiebitis, tromboflebitis
  • Cáncer, VIH, hepatopatías agudas
  • Zonas con estrías o con cicatrices ya que pueden agravarse